Bombas volumétricas

Las bombas volumétricas o de desplazamiento positivo se caracterizan
porque el caudal que impulsan, a velocidad de accionamiento constante, es
sensiblemente independiente de la presión de descarga.

Tienen varios modos de funcionamiento que pueden sintetizarse en lo siguiente, un órgano impulsor (un pistón o un diafragma) tiene un movimiento alternativo provocado mecánicamente. También funcionan cuando hay una o más piezas con movimiento rotatorio (“rotor”) que toma el líquido de un recipiente a baja presión y lo trasvasa a otro a mayor presión.
Como criterio general, suelen ser usadas para aplicaciones que requieran bajos caudales y altas o muy altas presiones. A diferencia de las bombas centrífugas, pueden trabajar satisfactoriamente con bajas velocidades y en la mayoría de los casos son relativamente insensibles al efecto de la viscosidad del fluido.

Al ser el caudal independiente de la presión de descarga, en su instalación se deberá prever siempre la posibilidad de alivio de presiones excesivas.