Bomba peristáltica

La acción de bombeo se obtiene gracias a la compresión realizada por dos patines, fijados simétricamente en una rueda, rotando sobre un tubo de elastómero. La rotación fuerza el líquido a desplazarse delante de cada patín dentro del tubo elástico. Cuando uno de los patines deja de comprimir el tubo reforzado, éste retoma inmediatamente su forma original, asegurando así la aspiración y el autocebado. El lubricante, que llena parcialmente el cuerpo de la bomba, asegura un bajo coeficiente de rozamiento de los patines sobre el tubo. Las únicas piezas en contacto con los líquidos bombeados son las paredes internas del tubo y los inserts. Ello permite el bombeo de líquidos agresivos o peligrosos.