SERIE LGL


 Las bombas Blackmer para gas licuado están diseñadas para el máximo rendimiento y fiabilidad en las condiciones de servicio más severas. Blackmer desarrolló la primera bomba de gas de desplazamiento positivo hace más de 40 años.

En la actualidad, encontrará bombas Blackmer operando en todo el mundo, desde la operación de llenado del más pequeño cilindro al más sofisticado sistema de descarga de Plantas o vagones de ferrocarril.

Características y beneficios:

  • Las bombas están certificadas por Underwriters Laboratory (UL), tanto para GPL como para el servicio de amoniaco anhidro.
  • Camisa diseñada para suprimir la cavitación y reducir el ruido, la vibración y el desgaste normalmente causado por los vapores arrastrados.
  • Camisas y discos de desgaste reemplazables para una fácil reconstrucción de la bomba
  • Construcción en hierro dúctil con válvula de bypass interna.
  • Excelente capacidad de autocebado y funcionamiento en seco.
  • Válvula de bypass ajustable para proteger la bomba contra sobrepresiones.
  • Los rodamientos externos están aislados del líquido bombeado mediante cierres mecánicos para maximizar la duración de los rodamientos y reducir al mínimo el riesgo de contaminación.
  • Fácil mantenimiento: las paletas pueden ser fácilmente reemplazadas sin retirar la bomba del sistema.
  • El soporte de apoyo simétrico asegura la igualdad de esfuerzos y desgastes para una larga vida.

Presiones superiores a 10 Bar

Caudales de más de 60 M3/h